Meditación: ¿Qué es y cuáles son sus beneficios?


“El principio de la meditación es el conocimiento de uno mismo, y eso significa darse cuenta de todo movimiento del pensar y del sentir”
(Jiddu Krishnamurti).


La noción de meditación tiene distintos sentidos: en la cultura Occidental suele usarse esta palabra para indicar cierto tipo de ejercicio intelectual; mientras que en Oriente la palabra tiene un significado que apunta más hacia la contemplación espiritual.  En CAMBIA TU MUNDO es éste último sentido el que guía nuestra visión.

Ahora bien, según las culturas orientales, podemos definir a la meditación como una práctica mental que busca inducir cierto estado de conciencia en las personas.

En palabras del Dalai Lama:

“La meditación es la disciplina en la que se cultiva la familiarización con el objeto de meditación escogido para poder obtener cierta estabilidad mental, que es necesaria para permanecer en un punto de la realidad. Lo anterior nos permite dominar nuestra mente de manera gradual”.

Dalai Lama

Como podemos ver, la meditación, es una práctica que logra, tanto hacernos permanecer en el momento presente, como dominar nuestra mente y nuestros pensamientos.

Para meditar, no se requiere seguir una religión en particular, solamente estar conectado consigo mismo y con los demás. No es tampoco una postura, es estar presente en el aquí y en el ahora. La meditación entrena, a quien la convierte en una práctica habitual, a vivir cada momento y a limpiar la mente de las emociones fuertes que se viven diariamente (El País, 2019).

Los psicólogos Daniel Goleman y Richard J. Davidson nos dicen, en su libro titulado Rasgos Alterados, que la meditación transforma la mente, el cerebro y el cuerpo. De acuerdo con los autores, el camino de la concentración para empezar a meditar “comienza simplemente por enfocarse en la respiración o en cualquier otro objetivo de enfoque”.

“La meditación permite lograr una atención más sostenida, es más, reeduca la atención, que se ha ido perdiendo con tanta información virtual y real que se recibe al mismo tiempo. Meditar fortalece la atención selectiva”.

(Goleman; Davidson citado por El País, 2019)

Cuando la concentración se fortalece, los pensamientos erráticos se aquietan.  En palabras de Goleman y Davidson, “la corriente de ideas fluye con más lentitud, como un río, y finalmente descansa en la quietud de un lago, como enseña una antigua metáfora para serenar la mente en la práctica de la meditación” (Goleman; Davidson citado por El País, 2019).

Qué es la meditación

También es importante señalar que la meditación presentará diferentes significados dependiendo el contexto en que se desarrolle. O sea que existe una amplia variedad de prácticas denominadas meditación (meditación con mantras, mindfulness, zazen, vipassana, meditación de amor incondicional, meditación con cuencos tibetanos, meditación trascendental, ayurveda, etc.), todas ellas basadas en distintas técnicas con finalidades muy diversas, que van desde promover relajación hasta reconocer algún tipo de contenido mental o desarrollar actitudes tales como la compasión, paciencia, generosidad, etc.

«Con paciencia se pueden domesticar incluso animales salvajes, como tigres y leones. Si es así, nosotros los seres humanos, que tenemos un cerebro tan bueno y tanto potencial, podemos domesticar cualquier cosa. Si probamos estas prácticas con paciencia, podemos sentir y llegar a saber por nuestra propia experiencia que la mente se puede educar».

Dalai Lama, El corazón de la meditación

Beneficios de la meditación según la ciencia

En épocas recientes la meditación se ha revelado como un método efectivo para el tratamiento de algunos desórdenes psicológicos como la depresión y la ansiedad. Según 47 estudios sobre la aplicación de la meditación para tratar pacientes con problemas de salud mental, ésta puede disminuir la depresión, la ansiedad y el dolor; reducir el estrés psicológico y algunos traumas, sin contraindicaciones (El País, 2019).

beneficios de meditar

Otros estudio indican que la practicar de meditar puede mejorar la fluidez de ideas, gracias a la oxigenación cerebral que genera, mejorar la postura y lo más importante es que puede relajar los músculos, algo distinto a lo que producen otras disciplinas (Lata, 2019).

La meditación reduce la ansiedad

Según la Sociedad Americana de Psiquiatría, la meditación habitual –combinada con tratamiento médico– puede minimizar la ansiedad en casos leves (Bargueño, 2015)

Otro estudio clínico, del Centro Médico de la Universidad de Georgetown patrocinado por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, ha encontrado pruebas fisiológicas de que efectivamente esta práctica ayuda a combatir la ansiedad.

Los investigadores, liderados por Elizabeth A. Hoge, profesora del Departamento de Psiquiatría del Centro Médico de la Universidad de Georgetown, comprobaron que la reacción inflamatoria y la liberación de hormonas asociadas al estrés ante una situación estresante se reducían de forma notable en pacientes afectados por trastornos de ansiedad después de un curso de meditación. En cambio, los pacientes con ansiedad que no recibieron el curso empeoraron (Otero, s/f).

Meditación

Por otra parte, la Universidad de Stanford confirmó en 2013 que técnicas de meditación enfocadas en bajar los niveles de ansiedad generaron cambios en el cerebro de los pacientes en las regiones que involucran la atención en sí mismos y la ansiedad producto de la presión social. Los estudios han mostrado, además, que los efectos de un curso de 8 semanas de meditación pueden durar incluso años (El Nuevo Dia, 2016).

La meditación reduce el estrés y los efectos de la depresión.

Apenas unos pocos minutos de meditación pueden reducir el estrés y disminuir los efectos de una depresión. Un estudio realizado por la Universidad John Hopkins durante 2014 mostró que existe una relación entre la meditación y la capacidad de reducir los síntomas de la depresión, la ansiedad y el dolor. El científico a cargo de la investigación, Madhav Goyal, descubrió que el impacto de la meditación es similar al de los medicamentos para tratar la depresión. Según él, “después de todo, la meditación es una forma de entrenar el cerebro. Mucha gente tiene la idea que meditar es sentarse y hacer nada, pero eso no es verdad. La meditación es un entrenamiento activo de la mente para aumentar la conciencia” (El Nuevo Día, 2016).

La meditación cuida tu corazón

Un estudio de la Universidad de Lexington (EE UU) sugiere que la meditación está asociada a la reducción de la tensión arterial. Lo que implica un riesgo menor de padecer enfermedad cardiovascular (Bargueño, 2015).

Meditar cuida tu corazón

Otro estudio financiado por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos. Menciona que después de nueve años de investigación, se descubrió que el grupo de personas que meditaba había logrado una reducción de 47% en el riesgo de infartos, derrames cerebrales y muerte, comparado con el resto de los participantes.

Además de esa reducción, los científicos también encontraron en el grupo de meditación una disminución importante (5 mmHG) en la presión arterial y una reducción del estrés psicológico de algunos participantes (BBC Ciencia, 2009).

Fortalece tu sistema inmune

Respecto al sistema inmunológico, el doctor Eduardo Martínez Naves, profesor de Inmunología de la Universidad Complutense, sugiere que «puede tener efectos sobre sustancias del sistema nervioso que modifican la respuesta del sistema inmunitario” (Bargueño, 2015).

Combate los dolores crónicos

La meditación reduce el dolor

Un estudio realizado por el grupo de Síntesis del Conocimiento del Instituto de Investigación del Hospital Ottawa en Ontario (Canadá), publicado en la revista Evidence Based Mental Health, muestra que la meditación puede disminuir la gravedad y el impacto en la vida diaria del dolor crónico y la angustia que lo acompaña  (Europa Press, 2019).

Otro estudio de la Universidad de Massachusets asegura que tras 10 semanas de meditación, el dolor crónico de la mitad de los pacientes se redujo en un 50% (Bargueño, 2015).

La meditación reduce las adicciones

Son varios los estudios que afirman esta teoría. Uno de ellos, llevado a cabo por la Sociedad Estadounidense del Pulmón, mostró que la meditación es incluso más efectiva que los programas para dejar de fumar y, además, la duración de su efecto es aún mayor que la de los tratamientos tradicionales. Esto se puede deber a que la meditación ayuda a desvincular el deseo del acto de fumar (El Nuevo Día, 2016).

meditación

Otro estudio realizado en 2005, por investigadores de las universidades de Washington y Carolina del Norte, donde invitaron a meditar a reclusos adictos al alcohol, marihuana y cocaína, demostró que los participantes rebajaron su uso incluso tres meses después de su puesta en libertad (Bargueño, 2015).

Para concluir, te recordamos que siempre podrás contar con el mejor acompañamiento durante tu práctica de Meditación en CAMBIA TU MUNDOCENTRO DE TERAPIAS ALTERNATIVAS, donde nuestros profesionales ponen a tu disposición diversas técnicas capaces de brindarte bienestar.

¡Te esperamos!

Fuentes:

También en CAMBIA TU MUNDO: Aprende a meditar

Te podría interesar:

Vipassana, el arte de vivir
Vipassana, el arte de vivir

La meditación es una práctica mental que busca inducir cierto estado de consciencia en las personas. ¡APRENDE A MEDITAR EN 7 PASOS!

Reiki: ¿Qué es y cómo funciona?
Reiki: ¿Qué es y cómo funciona?

«El Reiki es una terapia que tiene su origen en el Japón de los años 20 del siglo pasado, y fue redescubierta por el monje budista Mikao Usui» Mikao Usui, conocido en Japón como …

Perlas de sabiduría: Cuento Zen
Perlas de sabiduría: Cuento Zen

«La sabiduría siempre está preparada para quien esté dispuesto a tomarla». «Había una vez en el lejano Oriente un hombre considerado muy sabio. Un joven viajero decidió visitarle par…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: