Niño estrella

NIÑO ESTRELLA

_________________________________
CUENTO ZEN


El niño estrella miraba la Tierra y tenía muchas ganas de visitarla. Los mayores le dijeron…


Para visitar el planeta Tierra, tendrás que nacer como niño humano.

Al principio, tendrás que aprender a usar tu nuevo cuerpo, a mover los brazos y las piernas, a ponerte de pie. Aprenderás a caminar y a correr, a usar las manos, a hacer sonidos y a formar palabras.

Lentamente, aprenderás a cuidar de ti mismo.

Aquí hay paz y silencio, pero allá, los colores, las sensaciones y los sonidos te inundarán constantemente. Verás muchas cosas vivientes, plantas y animales, más allá de tu imaginación.

Aquí todo es siempre igual, pero allá todo está en movimiento, todo siempre está cambiando. Serás arrojado al río del tiempo de la Tierra.

Habrá mucho que aprender y mucho que sentir. Placer y temor, Alegría y decepción,Tristeza y asombro. En tu confusión y deleite, olvidarás de dónde provienes. Crecerás, viajarás y trabajarás. Tal vez tengas hijos o incluso nietos.

Con los años, intentarás entender esa vida feliz, triste, plena, vacía y constantemente cambiante que vives. Y cuando llegue el momento de regresar a tu estrella, tal vez te cueste decirle “adiós” a ese mundo tan extraordinariamente bello.

Fuente:
* Claire A. Nivola, Fragmento Niño estrella

También en CAMBIA TU MUNDOEl valor de las cosas: cuento zen

Te podría interesar:

así es la vida
Así es la vida: Cuento Zen

Así es la vida Un agricultor pacífico y tranquilo que vivía con su hijo vio un día que su único caballo se había escapado del establo. Los vecinos no dudaron en acercarse a su casa y condolerse por s…

Barriendo las impurezas del corazón
Barriendo las impurezas del corazón: Cuento Zen

Se trataba de un hombre mayor, que había recorrido años y kilómetros y que, en la búsqueda del camino espiritual, había topado con un monasterio perdido en la altiplanicie. Al llegar allí, tocó a la p…

Brahma, Shiva y Vishnu
Brahma, Shiva y Vishnu: Cuento Zen

Un día, uno de los primeros hombres que aparecieron en la tierra quiso saber cuál era el carácter de aquellos dioses, y en cierto modo ponerlos a prueba. Se acercó a Brahma y le habló así: “¡Brahma! –…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: