Meditación con cuencos tibetanos


«El Gran Instrumento está incompleto. La Gran Nota tiene un sonido inaudible».
Lao Tsé, Tao Te Ching


Los Cuencos Tibetanos, originarios de los Himalayas, se han utilizado desde hace miles de años para recuperar la salud, obtener bienestar, relajación profunda y claridad mental.

El musicoterapeuta Jorge Zain nos dice, en su artículo “Abordaje vibroacústico: el uso de cuencos tibetanos en musicoterapia receptiva», que, según la tradición oral del Tíbet, los cuencos sonoros datan del 560-180 a.C. Se les ha encontrado en templos, monasterios y salas de meditación en todo el mundo. Son fabricados mediante una aleación de cinco a siete metales, tales como oro, plata, mercurio, cobre, hierro, estaño y plomo. Se cree que cada uno de esos metales genera un sonido individual y que, a su vez, estos sonidos en su conjunto producen la excepcional sonoridad “cantante” de los cuencos. En la actualidad, según el autor, los cuencos tibetanos son utilizados para obtener una relajación profunda en la meditación y como método de sanación (Zain, 2012: 60).

Actualmente, dentro del marco de abordaje de la Musicoterapia, se han reinterpretado las posibles utilidades de los cuencos tibetanos como herramientas de intervención terapéutica.

Musicoterapia

Como en el resto de las disciplinas, existen muchas definiciones de Musicoterapia, pero una de las más conocidas es la proporcionada por los musicoterapeutas Kenneth Bruscia y Rolando Benenzon , quienes la definen como:

“Un proceso histórico vincular, dentro de un contexto no verbal, entre el terapeuta y un paciente o grupo de pacientes. Se trata de una intervención donde el musicoterapeuta ayuda al paciente a mejorar su salud mediante el uso de experiencias musicales, las cuales actúan como fuerzas dinámicas de cambio” (Pascual, s/d: 9).

Por otra parte, La Asociación Mundial de Musicoterapia nos dice que:

“La Musicoterapia es la utilización de la música para conseguir objetivos terapéuticos: la restauración, mantenimiento y mejora de la salud mental y física. Es la aplicación de la música, dirigida por un musicoterapeuta en un contexto terapéutico a fin de facilitar cambios en la conducta. Estos cambios ayudan a que el individuo en terapia se entienda mejor a sí mismo y a su propio mundo, llegando así a adaptarse mejor a la sociedad” (Pascual, s/d: 9).

Musicoterapia Receptiva

Dentro de la musicoterapia nos encontramos con dos formas principales de la misma: la musicoterapia receptiva y la musicoterapia activa. A continuación te explicamos brevemente en qué consiste cada una.

  • Musicoterapia receptiva: donde el paciente o pacientes no tocan instrumentos ni tienen un papel activo, se aplica música grabada o en directo; lo anterior con la finalidad de apoyar en el proceso terapéutico.
  • Musicoterapia activa: en la cual el paciente toca instrumentos, canta y se mueve. La base de la terapia es la música en directo e improvisada. (Pascual, s/d: 13).

Como podemos ver, la Musicoterapia Receptiva implica la utilización de técnicas en las cuales el paciente es receptor de la música, en el sentido de no ser un ejecutante activo de la misma.

Para el caso de la Musicoterapia Receptiva, el musicoterapeuta Kenneth Bruscia sostiene que los principales objetivos terapéuticos de las experiencias receptivas son: promover la receptividad, evocar respuestas corporales específicas, estimular o relajar, evocar estados y experiencias afectivas, explorar ideas y pensamientos, facilitar la memoria (reminiscencias y regresiones), evocar fantasías y la imaginación, así como estimular experiencias espirituales, entre otras (Zain, 2012: 62).

Ahora, si bien dentro de la Musicoterapia Receptiva existen diversos métodos y técnicas, nosotros hablaremos de uno en especial, a saber, el de la terapia vibroacústica. Y es que esta última guarda una estrecha relación con una forma de meditación propia de monjes tibetanos, la cual nosotros practicamos y compartimos con nuestros usuarios en CAMBIA TU MUNDO.

Terapia Vibroacústica

La terapia vibroacústica es un método de Musicoterapia Receptiva en el cual el terapeuta facilita al paciente la entrada a estados de receptividad y de relajación profunda, todo esto por medio de experiencias musicales vibroacústicas (conocidas como masaje corporal con vibración) y de baño sonoro.

  • Baño sonoro: Se escuchan las vibraciones y se procura mantener la concentración mental en el sonido. Podemos, a la vez, realizar una sesión de meditación o cantar mantras.
  • Masaje corporal con vibración: otra forma en que podemos usarlo es colocar el cuenco sobre determinadas zonas del cuerpo, al tiempo que lo hacemos vibrar para que nuestras células entren en contacto con las vibraciones del sonido; produciendo así una auténtica vigorización energética del organismo.

Según el musicoterapeuta Jorge Zain, el procedimiento básico de la terapia vibroacústica con cuencos tibetanos implica recostar al paciente en una camilla o en una superficie plana. Una vez adoptada esta postura, percibirá las vibraciones de los cuencos sonoros tibetanos de baja frecuencia y sonoridad modulada (cuencos vibroacústicos) que están ubicados en contacto directo con su cuerpo; además, también recibirá sonidos de otros cuencos acomodados en otras alturas y ejecutados por el terapeuta. También pueden utilizarse otros instrumentos musicales (Zain, 2012: 62).

Beneficios de la Terapia Vibroacústica con Cuencos Tibetanos

Según las filosofías orientales, cualquier alteración en la salud física, mental o emocional tiene que ver con un desequilibrio, con una descompensación vibratoria. Es decir, cuando determinadas células comienzan a vibrar a una frecuencia diferente del resto del cuerpo, estas células enferman.

A su vez, un sonido armónico, bello y saludable termina por “contagiar” a las vibraciones más débiles o enfermas, alterando de esta forma su estructura molecular. Es decir, haciendo resonar un cuenco tibetano podemos modificar nuestra estructura molecular débil o enferma, para que resuene en una vibración saludable y armónica.

A raíz de los estudios realizados por los principales referentes de la terapia vibroacústica a lo largo de los últimos 30 años, podemos ubicar varios efectos posibles de la experiencia vibroacústica o con cuencos tibetanos, entre los que podemos destacar: la modificación del estado de humor, el alivio del dolor, la evocación de respuestas parasimpáticas, la reducción de la frecuencia cardíaca, la presión sanguínea y el tono muscular, la mejora de la circulación sanguínea y, por ende, la entrada en estados de relajación profunda (Zain, 2012: 65).

Los estados de relajación profunda pueden experimentarse a través de diferentes estrategias. A grandes rasgos, éstos se logran cuando la persona puede desconectarse momentáneamente, y en cierto grado, de sus actividades mentales cotidianas. Uno no deja de pensar, ni pone la mente en blanco, ya que esto es físicamente imposible. Psicológicamente, esto puede traducirse en un estado de bienestar, es decir, en una sensación de despreocupación y profunda tranquilidad (Zain, 2012: 65).

Para concluir, te recordamos que siempre podrás contar con el mejor servicio de Terapia Vibroacústica con Cuencos Tibetanos en CAMBIA TU MUNDOCENTRO DE TERAPIAS ALTERNATIVAS, donde, además de ésta, nuestros profesionales ponen a tu disposición diversas técnicas capaces de brindarte bienestar.

¡Te esperamos!

FUENTES:

  • Pascual Toca, Raquel (s/d). Musicoterapia, Ministerio de Educación, Gobierno de España.

Tambien en CAMBIA TU MUNDO: Reiki ¿Qué es y cómo funciona?

Te podría interesar:

Así es la vida: Cuento Zen
Así es la vida: Cuento Zen

Así es la vida Un agricultor pacífico y tranquilo que vivía con su hijo vio un día que su único caballo se había escapado del establo. Los vecinos no dudaron en acercarse a su casa y condolerse…

Buda y Ananda. La claridad de las aguas
Buda y Ananda. La claridad de las aguas

“Ten paciencia. Espera a que el barro se asiente y el agua se aclare. Permanece quieto hasta que la acción correcta surja por sí sola” Lao Tsé «Una vez, Buda ib…

La llave de la felicidad: Cuento Zen
La llave de la felicidad: Cuento Zen

«El lugar del Universo que el hombre tardará más en mirar y en consecuencia tardará más en encontrar es…» «En una oscura y oculta dimensión del Universo se encontr…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: