Mantra Om Mani Padme Hum


«SIGNIFICA ‘LA JOYA DEL LOTO’ Y REPRESENTA AL BUDA DE LA COMPASIÓN».


La palabra mantra proviene del sánscrito y significa «pensamiento». Un mantra es una sílaba, palabra o frase que se repite una y otra vez, con frecuencia, como un canto, y su propósito es enfocar nuestra mente.

Según el Diccionario de la Real Academia Española, podemos definir la palabra mantra de la siguiente manera:

En el hinduismo y en el budismo, sílabas, palabras o frases sagradas, generalmente en sánscrito, que se recitan durante el culto para invocar a la divinidad o como apoyo de la meditación.

En nuestro caso, los mantras son utilizados como una herramienta para enfocar la mente a la hora de meditar, y así, poder regresar nuestra mente al momento presente.

OM MANI PADME HUM

Según el Maestro Zhihan, de la Fundación Bodhiyana «Es el Mantra del Gran Resplandor de las Seis Sílabas, común a muchas culturas milenarias. Su origen se encuentra en el Sūtra del Sublime Rey del Tesoro de Mahayana.

Se dice que este mantra fue muy difícil de encontrar, ya que, fue transmitido de buda en buda (de iluminado en iluminado), por eso como dice el Sūtra, debemos apreciar la posibilidad de conocerlo y compartirlo.

También, siguiendo al autor, podemos decir que este es un mantra muy poderoso, ya que nos conecta con la Gran Compasión del bodhisattva Avalokiteshvara, quien hizo el voto de no alcanzar la Iluminación hasta no salvar del sufrimiento a todos los seres. Él es el que escucha y observa los sonidos del sufrimiento del mundo y los alivia.

Finalmente, cuando recitamos este mantra apartamos, con la energía positiva del aliento que exhalamos en la recitación del mismo, la ira de los demás».

También en CAMBIA TU MUNDO: ¿Cómo meditar con mantras?

Te podría interesar:

Así es la vida: Cuento Zen
Así es la vida: Cuento Zen

Así es la vida Un agricultor pacífico y tranquilo que vivía con su hijo vio un día que su único caballo se había escapado del establo. Los vecinos no dudaron en acercarse a su casa y condolerse…

Buda y Ananda. La claridad de las aguas
Buda y Ananda. La claridad de las aguas

“Ten paciencia. Espera a que el barro se asiente y el agua se aclare. Permanece quieto hasta que la acción correcta surja por sí sola” Lao Tsé «Una vez, Buda iba andando de u…

La llave de la felicidad: Cuento Zen
La llave de la felicidad: Cuento Zen

«El lugar del Universo que el hombre tardará más en mirar y en consecuencia tardará más en encontrar es…» «En una oscura y oculta dimensión del Universo se encontraban reunidos…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: