El Desapego

EL DESAPEGO

_________________________________
BUDISMO Y MEDITACIÓN


El desapego da libertad, y la libertad es la única condición para conseguir la felicidad. Si en nuestro corazón todavía nos asimos a algo —a la ira, ansiedades o posesiones— no podemos ser libres.


Todo el mundo desea ser feliz, y en nosotros hay una fuerte energía que nos impulsa hacia lo que creemos que nos hará felices. Pero podemos sufrir mucho a causa de ello. Debemos comprender que la posición social, la venganza, la riqueza, la fama o las posesiones suelen ser más bien obstáculos para nuestra felicidad. Debemos cultivar el deseo de liberarnos de esas cosas para poder disfrutar de las maravillas de la vida que tenemos siempre a nuestra disposición: el cielo azul, los árboles y nuestros bellos hijos. Después de meditar sentados y andando, y observar conscientemente durante tres o seis meses, surgirá en nosotros una profunda visión de la realidad, y la capacidad de estar ahí disfrutando de la vida en el momento presente nos libera de todos los impulsos y nos produce una verdadera felicidad.

Un día, después de que Buda y un grupo de monjes acabaran de almorzar juntos conscientemente, un campesino llegó muy agitado y preguntó: «Monjes, ¿habéis visto a mis vacas? No creo que pueda sobrevivir a esta desgracia». Buda le preguntó: «¿Qué ha ocurrido?». Y el hombre respondió: «Monjes, esta mañana han huido mis doce vacas. Y este año los insectos han devorado toda mi cosecha de sésamo». Buda le dijo: «Señor, no hemos visto a sus vacas. Quizá hayan ido en otra dirección». Una vez el campesino se marchó en aquella dirección, Buda se volvió a su sangha y dijo: «Queridos amigos, ¿sabéis que sois los seres más felices de la Tierra? No tenéis ninguna vaca ni plantación de sésamo que perder». Siempre intentamos acumular más y más, y creemos que esas «vacas» son esenciales para nuestra existencia. Pero en realidad quizá sean los obstáculos que nos impiden ser felices. Deja marchar a tus vacas y sé una persona libre. Déjalas marchar para poder ser realmente feliz.

El desapego es una constante práctica que puede aportarnos mucha felicidad. Cuando a una mujer vietnamita que huía en barco de su país le robaron en alta mar todo el oro que llevaba, quedó tan deshecha que se planteó la idea de suicidarse. Pero al llegar a tierra, conoció a un hombre a quien le habían robado incluso la ropa que llevaba, y ver que a pesar de ello aún sonreía le ayudó mucho. El desapego da libertad, y la libertad es la única condición para conseguir la felicidad. Si en nuestro corazón todavía nos asimos a algo —a la ira, ansiedades o posesiones— no podemos ser libres.

Fuente:
* Thich Nhat Hanh (1999). El corazón de las enseñanzas de Buda. El arte de transformar el sufrimiento en paz, alegría y liberación.

También en CAMBIA TU MUNDODetener, serenar, descansar y curar

Te podría interesar:

vipassana
Vipassana, el arte de vivir

La meditación es una práctica mental que busca inducir cierto estado de consciencia en las personas. ¡APRENDE A MEDITAR EN 7 PASOS!

Tipos de budas y su significado
Tipos de Budas y su significado

Para el Feng Shui, el símbolo del Buda, en sus diferentes iconografías, es un gran activador de energía positiva que transmite confianza, fortaleza, optimismo y todas las cualidades necesarias para es…

Reiki ¿Qué es y cómo funciona?
Reiki: ¿Qué es y cómo funciona?

“Usui bajó del monte Kurama y durante el descenso tuvo cuatro experiencias conocidas como los cuatro milagros. Primero se golpeó un pie con una piedra y por instinto se sentó y tomó el pie entre sus m…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: