El regalo: Cuento Zen


“Buda respondió con serenidad: “si yo te regalo un caballo pero no lo aceptas, ¿de quién es el caballo?”


“Buda estaba trasmitiendo sus enseñanzas a un grupo de discípulos cuando un hombre se le acercó e insultó, con intención de agredirlo. Ante la expectación de los allí presentes, Buda reaccionó con absoluta tranquilidad, quedándose quieto y en silencio.

Cuando el hombre se fue, uno de los discípulos -indignado por tal comportamiento-, preguntó a Buda por qué había dejado que aquel extraño lo maltratara de ese modo.

Buda respondió con serenidad: “si yo te regalo un caballo pero no lo aceptas, ¿de quién es el caballo?”. El alumno, tras dudar un instante, respondió: “Si no lo aceptase, seguiría siendo tuyo”.

Buda asintió y le explicó que, aunque algunas personas decidieran gastar su tiempo regalándonos insultos, nosotros podíamos elegir si queríamos aceptarlos o no, como haríamos con cualquier otro regalo. Si lo coges, lo aceptas, y si no, el que te insulta se queda con el insulto en sus manos”.

Por mucho que escupas a las cataratas del Niágara, no lograrás reducir su grandeza”

Cuento Zen

Fuente: Fénix, Sri Deva (s/d). Cuentos y fábulas de Buda,  Venezuela, Physis. Taller del Fénix, págs. 125- 127.

También en CAMBIA TU MUNDO: La anciana mendiga: Cuento Zen

Te podría interesar:

El buda legendario
EL BUDA LEGENDARIO – Parte 4. El príncipe Siddharta se convierte en Buddha

Mara, dios del amor, del pecado y de la muerte, ataca entonces a Siddharta. Este mágico duelo o batalla dura una parte de la noche. Mara, antes de combatir, se sueña vencido, perdida su diadema, mar…

El buda legendario. Parte 3 - Siddharta se va a las montañas
EL BUDA LEGENDARIO – Parte 3. Siddharta se va a las montañas

Siddaharta huye del palacio, rumbo al Oriente. Los cascos del caballo no tocan la tierra, las puertas de la ciudad se abren solas. Atraviesa un río, despide al servidor que lo acompaña, le entrega s…

EL BUDA LEGENDARIO – Parte 2. El sueño de Maya y las cuatro revelaciones

Los intérpretes del sueño de Maya han profetizado que su hijo será dueño del mundo (un gran rey) o redentor del mundo. Su padre quiere lo primero; hace levantar tres palacios para Siddharta, de lo…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: