Analgesia

ANALGESIA

Como técnica curativa, la analgesia es un tratamiento no invasivo que se basa en una fuente generadora de luz de una sola longitud de onda (laser), la cual no emite calor, sonido o vibración.

Permite obtener efectos antiinflamatorios, analgésicos y, además, en determinadas patologías deportivas un efecto bioestimulador que permite la regeneración de los tejidos dañados.

Algunos de sus beneficios son:

Regeneración tisular.-

Entre otras cosas, ayuda a la eliminación de cicatrices y la pronta recuperación de heridas; estimula la reparación de tejidos en casos como la parálisis facial y úlceras varicosas (esto último se da gracias a la aceleración de la mitosis en los procesos de reparación de tejidos óseos, epiteliales y musculares); mejora la supervivencia de las células neuronales posterior a una isquemia temporal.

Desinflamación.-

Por medio de la estimulación y la proliferación de células del sistema inmune, mejora la micro-circulación y reduce la inflamación. Es eficaz en la rehabilitación de infarto, problemas en el oído interno, pie diabético y edema linfático post-operatorio.

Así también, el uso de láser terapéutico es útil en odontología, pues permite la osteointegración en un 50 y 60 %, así como la desinflamación del tejido gingival y la consolidación de tejidos blandos y óseos, generando con esto el incremento del umbral doloroso y la aceleración en el proceso de fijación.

 
 
A %d blogueros les gusta esto: